Chiriquí Economía

Nuevos proyectos logísticos en Chiriquí reviven la esperanza de mejores días

Entre expectativas e inquietudes, pobladores de varias comunidades próximas, en el corregimiento de Chiriquí, anhelan mejores oportunidades económicas. Fotos Q.C.


Quiria Castillo contacto@frecuenciainformativa.com

Ubicado a escasos 15 minutos de la ciudad de David, se encuentra la comunidad de Punta de Tierra, reconocida por el carisma de sus habitantes y el famoso puerto de punta de tierra, que sirve para degustar la gastronomía de la comunidad que se basa principalmente en productos frescos del mar, además este puerto sirve para el desembarque de productos de los pescadores artesanales, mayor actividad económica de la comunidad.

Es una zona visitada por turistas ya que, el puerto les permite zarpar a las diversas playas e islas y poder dedicarse a la pesca deportiva. Algunos dueños de embarcaciones también aprovechan la oportunidad que brinda la localidad para dedicarse al turismo, trasladando a visitantes, a los diferentes destinos turísticos que ofrece el golfo de Chiriquí.

Actividades económicas

Gerardo Medina, residente y promotor turístico en Punta Tierra.

Conformada por cuatro comunidades; Sapote, Punta de Tierra, Sabana Bonita y Cañazas, que en su mayoría se dedican a la pesca, agricultura, ganadería y pequeños comercios artesanales, confían en el potencial que tienen como punto turístico y no pierden la esperanza que el nuevo proyecto Puerto Barú, sea la ventana que abra las oportunidades laborales y económicas para todos los pobladores.

“El turismo que se genere con la llegada de los turistas, nos permitirá ofrecerles la mejor gastronomía y por supuesto el recorrido a las islas, la fauna y los ecosistemas del área, serán algunas cosas que podremos explotar y desarrollar” sostiene Gerardo Medina, habitante y parte de la “Agrupación Eco Turística de Punta de Tierra” que busca impulsar la actividad turística de la comunidad.

Proyecto Puerto Barú 

Imagen tomada del portal web de Puerto Barú.

El nuevo proyecto Puerto Barú, estará ubicado en el área de El Cabrito, en el Corregimiento de Chiriquí, a unos 20 Km de la Ciudad de David y será un eslabón importante entre Panamá y Costa Rica que permitirá abrir nuevas rutas para el comercio, no solo marítimo y logístico, sino también en diversos rubros que se desarrollan en la provincia.

Con una financiación 100% privada y de capital norteamericano, tendrán una inversión aproximada de 200 a 250millones de dólares, que inyectarán a la economía chiricana muchas plazas de empleo tantos directas como indirectas y, por si fuera poco, colocarán estratégicamente a Chiriquí como un gran hub logístico.

Diana Morales, residente del corregimiento de Chiriquí, es dueña de un pequeño comercio que sirve como sustento de su familia, considera que “la construcción de este nuevo puerto tendrá beneficios para toda la comunidad, no solo económico sino en el plano turístico y cultural”.

Actualmente, este proyecto se encuentra en la fase de consulta ciudadana y en la etapa de evaluación del Estudio de Impacto Ambiental, categoría III, proceso que lleva a cabo el Ministerio de Ambiente como institución regente.

Venimos trabajando hace 24 meses, de la mano de científicos y en conjunto con el Ministerio de Ambiente, brindando un estudio completo y dispuestos a invertir en este proyecto, donde el 65% del potencial se relaciona al turismo eco, sería ilógico pensar en hacer daño al ecosistema” así lo manifestó el Ingeniero Ismael González, director del Proyecto.

Especificaciones, servicios y actividades del puerto

Cercano al Aeropuerto Internacional Enrique Malek, con almacenamiento de contenedores, importación, exportación y manufactura; son algunos de los servicios que promete brindar este proyecto. Se contempla también la construcción de un almacén y parque logístico, una zona franca que permita el desarrollo económico y las oportunidades de empleo. Un muelle de 850mts, incentivos fiscales, servicio aduanero las 24 horas del día y un parque de tanques de reserva de combustible que ayudará a satisfacer la demanda de combustible que ha ido en aumento en la provincia.

Expectativas e inquietudes

Luis Almengor, pescador en Punta Tierra.

“Este proyecto sería bueno si le dan trabajo a los moradores de la comunidad, tenemos la inquietud de que el trabajo se vaya a manos de foráneos y los habitantes quedemos en el olvido” así lo afirma Luis Almengor, pescador de la comunidad, que desde hace 44 años se dedica a la pesca artesanal.

Angélica Vargas, dueña de un pequeño restaurante en Punta Tierra.

Por otro lado, la señora Angélica Vargas, ama de casa y ahora dueña de una pequeña fonda, ubicada en el puerto de Punta de Tierra, sostiene que “este proyecto no solo beneficia a la comunidad, sino también a las personas que brindarán su mano de obra para la construcción”.

La mirada de los ambientalistas

Por su parte los ambientalistas, se encuentran vigilantes de que el proyecto no perjudique la gran cantidad de manglares que rodean el área donde será construida esta mega obra.

Edidio Bonilla, ambientalista y miembro activo del comité de la cuenca 106 del Río Chico, declaró que están llenos de expectativas sobre el proyecto “es muy prematuro decir que estamos de acuerdo o en desacuerdo con el proyecto si no tenemos la información completa, tenemos muchas experiencias amargas, es necesario explorar todas las alternativas para que el proyecto vaya adonde debe ir” acotó Bonilla.

Siendo Chiriquí, una de las provincias de mayor movimiento económico, se hacía necesaria la construcción de una estructura logística que permitiera el desarrollo de la zona marítima, portuaria y multimodal, que facilite la atención de embarcaciones, con capacidad de transportar carga a granel en contenedores. Esto posibilitará la movilización de productos agrícolas, granos, combustible y otros insumos que forman parte de la actividad económica de la provincia y toda la región occidente del país.

Si se obtienen los permisos y autorizaciones necesarias para la construcción y si se logra el cumplimiento de todas las normativas, se prevé que este mega proyecto inicie operaciones durante la segunda mitad del año 2026.

Los habitantes de los pueblos cercanos, no pierden la esperanza de que, con la construcción de estos nuevos proyectos, llegue por fin, el auge económico y turístico que les hace falta para solventar las necesidades que tienen las comunidades y que el mismo se refleje en un aumento significativo de empleos.

Compartir

RELACIONADOS

Secretario de Metas se comprometió con manifestantes en San Félix para el traslado de maestros y mejoras de vías en la comarca

Padres de familia, profesores y estudiantes del colegio de San Félix cierran Panamericana por incumplimientos del MEDUCA

Autoridades de Alanje se oponen a la venta de bebidas alcohólicas cerca a escuelas e iglesias

Comentarios cerrados.