Crónica Roja

Pidió justicia para Lina y le llegó el día; ahora teme por su seguridad

Las pruebas científicas fueron suficientes, para que la Fiscalía de Homicidios solicitara a un juez de garantías, la imputación por violación sexual y femicidio a Kenny Quintero Cedeño.


Iván Saldaña contacto@frecuenciainformativa.com

En audiencia de solicitudes múltiples, el juez de garantías Roger Ibarra, admitió lo pedido por el Ministerio Público, para la legalización de la aprehensión, confirmó la imputación, por los delitos Contra la vida e integridad personal en la modalidad de femicidio y Contra la libertad sexual, en la modalidad de violación, contra Kenny Quintero Cedeño, de 54 años, principal sospechoso de la muerte de la niña Lina Fabiola Rojas Grajales, hecho registrado el 9 de febrero de 2023, en el distrito de Alanje.

Quintero Cedeño, quien días después del hallazgo de la menor con los golpes en su anatomía, tuvo la osadía de dar declaraciones a canales de televisión nacional, donde pidió justicia, jamás imaginó que tres meses después, las pruebas de ADN lo iban a delatar.

Hernán De Jesús Mora, fiscal de Homicidios, aseguró que hay elementos suficientes, que evidencian la participación de Quintero Cedeño. «Restan seis meses de investigación para fortalecer la misma».

«Hay pruebas científicas dentro de la investigación que fueronn determinates para lograr el estado en que estamos ahora», dijo Mora.

La fiscalía no descarta que hayan otros involucrados en este hecho de sangre, además de confirmar que, el investigado no tiene ningún nexo familiar con la niña y era el presidente de la cooperativa de areneros de Alanje, cuyas oficinas están muy cerca de la casa donde residía la pequeña.

El fiscal Mora, también confirmó que, el lugar donde se dio la agresión de Lina, fue en la casa solitaria, enfrente de la cooperativa, donde fue encontrada por sus familiares, descartando la posibilidad de que la hayan golpeado en otro lugar y la dejaran posteriormente, en el lugar antes mencionado.

Virna Lissy Lezcano, abogada querellante, manifestó que, durante la audiencia, el sospechoso «no se declaró culpable, tampoco inocente; está preocupado de la seguridad penitenciaria, por los tipos de delitos, graves». También temen de la seguridad en su corregimiento, por tratarse de un lugar pequeño y alguien pudiera tomar represalias.

Al llegar a la audiencia, la madre de la pequeña Lina Fabiola, la señora María Grajales Serrano y su padre, el señor Fabio Rojas Ayala, dijeron que jamás esperaron esto del sospechoso y pidieron justicia.

La audiencia que se dio a puerta cerrada, donde solo participó la mamá de la niña junto a su abogada y por parte del presunto homicida, estuvo el abogado de oficio René Iglesias.

Luego de este primer pasó, quedan seis meses para investigación, mientras, Kenny Quintero Cedeño, estará cumpliendo su detención provisional en la cárcel de varones en el corregimiento de Chiriquí.

Compartir

RELACIONADOS

Decretan detención provisional a hombre que vestido de policía intentó hurtar en San Félix

Salieron por unos ‘tragos’ para celebrar el cumpleaños y terminó acabando con la vida de su cuñado en Remedios

Mató a su sobrina y luego se suicidó en Muná

Comentarios cerrados.