Chiriquí

Entre voluntarios, ANCON, Fundación Trenco y ENESA se restaura la cuenca del río Escárrea

Redacción Digital
contacto@frecuenciainformativa.com

Más de 300 voluntarios se dieron cita en la Finca Ganaláctea, propiedad de la familia Rognoni para reforestar con 3,000 plantones de especies de árboles propias de la cuenca alta del río Escárrea en Volcán, Chiriquí.

Los 3,000 platones serán plantados por estudiantes voluntarios del Colegio Daniel Octavio Crespo, Universidad Autónoma de Chiriquí, Universidad Latina, Instituto Bilingüe Adventista Panameño, Colegio Secundario de Volcán, Instituto Profesional y Técnico Arnulfo Arias Madrid, Club de Leones y colaboradores de las empresas Bambito Agua de Manantial, ENESA, TROPIGAS y la Fundación TRENCO, en una franja de terreno de la finca de 1.5 km x 5 m de ancho contigua a la carretera La Concepción – Volcán y cercana al río Escárrea.

Ante una tasa de deforestación de 13,267 hectáreas por año, esta iniciativa forma parte de la “Alianza por el Millón” que apunta a objetivos mayores para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero resultantes de la deforestación y degradación de los bosques en Panamá, con una meta de restauración de 1,000,000 de hectáreas en los próximos 20 años.

La plantación de árboles forma parte del proyecto “Plan de restauración ecológica de la cuenca alta del Río Escárrea”, en el cual ANCON, en colaboración con Fundación TRENCO y con el financiamiento de ENESA, han involucrado voluntariado, investigación científica y educación ambiental.

Desde 2016 ANCON busca la adscripción voluntaria de propietarios de fincas ubicados en la cuenca alta del río Escárrea quienes ceden una porción de su terreno para ser restauradas. En 2018, la finca Ganaláctea, propiedad de la familia Rognoni, tiene una extensión mayor a 400 ha y se encuentra ubicada en el área inmediatamente encima del sistema freático del río Escárrea. Posee áreas de bosque maduro, secundario, rastrojo y otras áreas de potrero.

El propietario de la finca, Carlo Rognoni, ha invertido recursos de contrapartida para la construcción de cercas vivas en las áreas de restauración y disposición de personal de la finca para realizar distintas tareas a lo largo de los 10 meses del proyecto en 2018. Otras actividades del proyecto conllevarán plantar semillas, estacas y plántulas, y construir atrayentes para especies dispersoras de semillas (aves y murciélagos) como un esfuerzo práctico por recuperar de forma asistida las dinámicas naturales que tienden a restablecer la cobertura boscosa y la biodiversidad de este ecosistema de cuenca alta.

La cuenca alta del río Escárrea es muy importante ya que es una zona de recarga hídrica, que si logramos mantenerla en buen estado de conservación, estamos garantizando los servicios ambientales necesarios para la buena salud de la cuenca y su funcionalidad para las actividades económicas que allí se desarrollan.

En 2016 y 2017 se plantaron 10,200 árboles en la finca de la familia Guardia, en un área efectiva de 4.23 hectáreas, que reconecta parches de bosque en un área de 37.9 hectáreas. Más de 500 voluntarios asistieron a las actividades de reforestaciones durante estos dos años.

Algunas de las especies que se utilizan son: Guabo, María, Mamecillo, Bambito blanco, Cigua, Aceituno, Espavé.

Datos periodista Grisell Espinosa 

Compartir

RELACIONADOS

En hisopados ‘express’, Centro de Salud de San Mateo; 55 de 239, resultaron covid-19 positivos

‘Estuve Ahí’, nuevo libro del escritor chiricano Israel Correa

Conape ofreció gala folclórica a periodistas chiricanos

Leave Your Reply