Nacionales

Minsa mantiene vigilancia tras registrarse dos casos de gusano barrenador en humanos

Esta enfermedad se presenta por la infestación que se adquiere generalmente en heridas frescas previas por causas naturales o por prácticas ganaderas que no son tratadas de forma adecuada. Imagen ilustrativa.


Redacción FI contacto@frecuenciainformativa.com

El Ministerio de Salud (MINSA), a través de la Dirección General de Salud Pública mantiene la vigilancia efectiva en todo el territorio nacional para la detección y manejo oportuno de casos de gusano barrenador en humanos.

Tras esta vigilancia, el departamento de epidemiología de la Dirección General de Salud Pública del Minsa comunica que se han detectado dos casos en Panamá del gusano barrenador del ganado en humanos.

El informe detalló que el primer caso se detectó en una mujer de 94 años procedente de Cerro Caballo, en la provincia de Chiriquí, la cual fue recluida en el Hospital Luis “Chicho” Fábrega en Santiago de Veraguas.

El segundo caso se reportó en una menor, procedente de la Peña de Santiago de Veraguas, la cual fue atendida en el Hospital Luis “Chicho” Fábrega y posteriormente fue trasladada al Hospital del Niño en Panamá.

Ambas pacientes fueron dadas de alta y se mantienen en recuperación en sus hogares.

El gusano barrenador del ganado es una larva de la mosca Cochliomyia hominivorax; es un parásito que durante la fase larvaria afecta a todos los animales de sangre caliente, incluyendo los seres humanos. Los casos en humanos son esporádicos (pocos casos) no obstante, se pueden presentar donde hay presencia de estas moscas y deficientes medidas higiénicas.

Años anteriores, el gusano barrenador de ganado se mantenía limitado a la presentación de casos de forma fluctuante en la provincia de Darién, con algunas detecciones muy esporádicas en la provincia de Panamá, sin embargo, en el año 2023 se detectó gusano barrenador de ganado en animales en prácticamente todas las regiones del país.

Como esta larva puede afectar a los humanos, recomendamos mantener la vigilancia y atención de las heridas con medidas de higiene para evitar que las moscas depositen sus larvas en las heridas.

Esta enfermedad se presenta por la infestación que se adquiere generalmente en heridas frescas previas por causas naturales o por prácticas ganaderas que no son tratadas de forma adecuada y también pueden producirse en las mucosas de los orificios corporales. Las moscas hembra son atraídas por las heridas en cuyos bordes ponen sus huevos y se reproducen.

Ante esta situación, el MINSA mantiene la vigilancia epidemiológica en todo el país para evitar la propagación de esta enfermedad.

Compartir

RELACIONADOS

MIVIOT beneficiará con viviendas a 45 familias en Besikö

En Panamá, 225 defunciones y 7 mil 868 casos de Covid-19

La etnia china, presencia y aportes en Panamá

Comentarios cerrados.